No hay palabras para definir esta alegría inmensa. Estos chicos se han proclamado Subcampeones de España en la categoría de habilidades deportivas en el Campeonato de España de Baloncesto que acaba de concluir en Garrucha y Mojácar. Un equipo de basket con mucha pasión que acaba de nacer y que empieza pisando muy fuerte en esta materia.

60 horas en Mojácar y Garrucha han sido suficientes para meternos una inyección de moral y de superación en dosis muy elevadas. Las habilidades escondidas de algunos deportistas en otros deportes han salido a relucir en esta nueva disciplina echándose todos una gran dosis de responsabilidad en sus espaldas y sabiendo que las posibilidades que surgen en la vida hay que luchar por ellas como si no hubiera un mañana.

El compañerismo, compromiso, diversión y relaciones sociales nos hicieron sentir muy felices en un Nacional para enmarcar en nuestras vidas.