Dentro de nuestro Ocio Inclusivo no puede faltar el mar en primavera. Con la brisa que encontramos aumentan los niveles de serotonina y sin darnos cuenta disminuyen nuestros niveles de ansiedad. Cada salida es razonada con objetivos claros donde el disfrute, la relajación y esa sensación única al respirar hondo y decir «huele a mar» nos traslada a una sensación de paz que en definitiva es nuestro mejor tesoro en este puente de mayo.