A finales del mes de septiembre,  llegaron al aeropuerto de Alicante los 9 jóvenes saharauis procedentes de los campamentos de refugiados de Tinduf, y participantes del programa “Madrasa” en la Región de Murcia. Y entre ellos Jalil, que está realizando el curso escolar en Yecla gracias a sus padres de acogida Andrés y María. Jalil ya ha pasado algunos veranos en nuestra ciudad a través del programa “Vacaciones en Paz”, y ahora, gracias a la solidaridad de esta familia yeclana, va a tener la oportunidad de seguir su formación académica en España.

El nombre de este proyecto significa “escuela” en hasanía, el dialecto que se habla en los campamentos, y consiste en un proyecto de carácter educativo en el que se ofrece a jóvenes saharauis la oportunidad de estudiar secundaria y estudios universitarios en España. Los jóvenes son acogidos por familias españolas durante el curso académico y regresan a los campamentos de refugiados en verano. La idea principal es dar una oportunidad a los muchos niños y niñas que acaban sus estudios de primaria en los campamentos y que ya no pueden seguir formándose allí. Los países que tradicionalmente acogían a los estudiantes saharauis han dejado de hacerlo por motivos como la guerra en Libia o la crisis en Cuba, por eso es tan necesario este proyecto.

Desde la delegación en Yecla de la Asociación “Sonrisa Saharaui Región de Murcia” queremos dar la bienvenida a Jalil y mostrar nuestro agradecimiento a su familia de acogida por ayudar a mejorar el derecho a la educación de este joven saharaui. Sin duda la formación es la mejor y más potente herramienta para conseguir la tan merecida libertad del pueblo saharaui.

Artículo anteriorAry ha organizado el 7º Festival de baile a beneficio de la entidad.
Artículo siguienteAYAC apoya y anima al nuevo grupo de Pilates
Sonrisa Saharaui – Región de Murcia (Asociación de Solidaridad y Cooperación con el Pueblo Saharaui) se constituye en la Región de Murcia con los siguientes fines: 1. Prestar ayuda humanitaria en los ámbitos económico, social, sanitario y cultural, a la población refugiada saharaui. 2. Informar y sensibilizar a la opinión pública sobre la situación dramática que atraviesa el pueblo saharaui. 3. Fomentar la participación de familias en los programas de acogimiento, tanto estival como de estudios. 4. Cooperar con las asociaciones, federaciones y organismos nacionales e internacionales que persigan los fines anteriores. Para lo cual pretende desarrollar las siguientes actividades: 1. Organizar acciones de sensibilización sobre la problemática de los refugiados saharauis. 2. Participar en la organización y seguimiento del programa de acogida de menores saharauis durante las vacaciones de verano (proyecto Vacaciones en paz). 3. Participar en el fomento y seguimiento del programa de continuación de estudios de jóvenes saharauis en España (proyecto Madrasa). 4. Promover campañas de ayuda humanitaria para enviar a los campamentos saharauis. 5. Fomentar y participar en la organización de acciones socio-culturales en los campamentos de refugiados.