¡Con las últimas 4 plazas contratadas con el IMAS recién incorporadas a la residencia ya estamos a tope!

Días de nervios por conocer a las nuevas personas que vivirán con nosotros y por adaptarnos a nuevas rutinas. Nervios tanto de las personas que vienen como de los que ya están aquí, así como de los trabajadores.

Nuevos amigos, nuevos ritmos, nuevas experiencias…¡una locura!, pero una locura gratificante al saber que prestamos un servicio tan necesario a cuatro familias más.

Felicitar a todo el equipo por la dedicación en su trabajo, una vocación en el día a día que se plasma en la sonrisa con la que se recibe a cualquiera que entra por la puerta.

Desde AMPY dar las gracias al Ayuntamiento de Yecla y a la Administración Pública representada, en este caso, por el IMAS.

Artículo anteriorAry asiste de nuevo a la Asamblea de UMAD
Artículo siguienteAFEMY en el taller sobre Coordinación Sociosanitaria en Salud Mental
La Asociación de personas con discapacidad intelectual de Yecla, es una entidad sin ánimo de lucro, constituida legalmente en el 1985, pero cuyos orígenes se remontan allá por el 1974, cuando un grupo de padres comenzó a movilizarse para que sus familiares con discapacidad psíquica tuviesen un centro de atención o de educación especial para los mismos. Actualmente AMPY atiende a más de 100 usuarios en sus diversas instalaciones tanto Colegio de Educación Especial como Centro de Día y Residencia.