El pasado miércoles día 31 de julio acudimos a casa de Mamia y su familia junto a Mohamed, el niño saharaui que está pasando el verano acogido por una familia yeclana. Pasamos una tarde estupenda donde estuvimos tomando el té, y en la que Mohamed aprovechó para hablar su idioma natal (hassaní) y compartir junto a sus compatriotas historias de su cultura.

Mamia es una de las primeras niñas de acogida que vino a la Región de Murcia gracias al programa “Vacaciones en Paz” y la primera que se quedó en España para recibir tratamiento médico, además de continuar sus estudios en nuestro país. Ha vivido en distintas ciudades de la Región y ahora tenemos la suerte de que vive en Yecla, en una casa que siempre nos recibe con los brazos abiertos. Y es que si por algo se caracterizan los saharauis es por su hospitalidad y generosidad.

Valorando el encuentro no dudamos en decir que fue totalmente satisfactorio, pero nos queda un resquicio de rabia e impotencia al pensar que han pasado ya muchos años y muchas generaciones y todavía sigue habiendo “Vacaciones en Paz”. Ojalá ya no hiciera falta que ningún niño viniera acogido en verano, porque eso significaría que los saharauis han vuelto a su tierra ocupada y vivirían por fin en un Sahara libre.

Artículo anterior¡Felices vacaciones!
Artículo siguienteCelebrando la “Fiesta del cordero”
Sonrisa Saharaui – Región de Murcia (Asociación de Solidaridad y Cooperación con el Pueblo Saharaui) se constituye en la Región de Murcia con los siguientes fines: 1. Prestar ayuda humanitaria en los ámbitos económico, social, sanitario y cultural, a la población refugiada saharaui. 2. Informar y sensibilizar a la opinión pública sobre la situación dramática que atraviesa el pueblo saharaui. 3. Fomentar la participación de familias en los programas de acogimiento, tanto estival como de estudios. 4. Cooperar con las asociaciones, federaciones y organismos nacionales e internacionales que persigan los fines anteriores. Para lo cual pretende desarrollar las siguientes actividades: 1. Organizar acciones de sensibilización sobre la problemática de los refugiados saharauis. 2. Participar en la organización y seguimiento del programa de acogida de menores saharauis durante las vacaciones de verano (proyecto Vacaciones en paz). 3. Participar en el fomento y seguimiento del programa de continuación de estudios de jóvenes saharauis en España (proyecto Madrasa). 4. Promover campañas de ayuda humanitaria para enviar a los campamentos saharauis. 5. Fomentar y participar en la organización de acciones socio-culturales en los campamentos de refugiados.