Este pasado sábado 23 nos desplazamos a disputar el regional Fedemips. Estando encuadrados en la categoría Habilidades Deportivas, por circunstancias que dos equipos no pudieron asistir, nos trasladaron a disputar la categoría Adaptada que, a la postre, fue determinante para realizar dos partidos muy intensos y vivir un nuevo aprendizaje que nos servirá una vez mas de lección de vida.

Y es que se puede ganar cada día de muchas maneras pero cuando interiorizas lo que recibes siempre de manera positiva, te eleva a un pensamiento mucho más creativo y optimista con este mundo que vivimos.

Volviendo a los partidos en sí fueron muy activos. Cada equipo, con sus armas, montaba sus transiciones acorde a sus jugadores y niveles, pudimos atacar muchas veces, lanzar con bastante oposición, y ver cómo después de tanto esfuerzo ellos eran mucho más efectivos en líneas generales del partido. Pero hubo momentos que los amigos de la Asociación Fortius y Aspajunide bajaban su intensidad, nos hacían sentir importantes en la cancha, nos facilitaban el juego y todo ello fue una especial victoria para nosotros, porque la vida te tiene que hacer saber que podemos vencer pero no hace falta humillar, que podemos ganar y ser felices con las alegrías del rival. Y todo ello gracias al corazón de monitores, deportistas y nuestra federación, que siempre vela por el buen ambiente entre asociaciones participantes

Gran ejemplo que nos sirve para seguir ganando en valores.