Un mundo en constante cambio nos lleva a reflexionar sobre nuestro futuro inmediato, y mientras lo hacemos no paramos. Estamos activos considerándonos una asociación nómada que se adapta al medio para sobrevivir y que lleva como premisa que cada chico, al terminar su sesión, esté deseoso que llegue el día siguiente para descubrir nuevas sensaciones y saborerar lo que es el triunfo de vivir con optimismo, pese a las dificultades que nos entraña esta vida que vivimos.

Cine, fotografía, vídeo, gimnasio, playa, piscinas y un proyecto impresionante que hemos desarrollado entre todos, y que presentaremos en septiembre, nos hace afrontar unos días de descanso merecidos e ilusionados como siempre con la vuelta.

“Vuela amigo, vuela alto, no seas gaviota en el mar….”