En 1981, el Consejo de Europa declaraba el derecho a la autodeterminación sexual de hombres y mujeres.

Sin embargo, cuarenta años después, la investigación, los informes y la realidad, reflejan que la discriminación, la intolerancia y los crímenes motivados por la LGTBIfobia están creciendo en toda la Unión Europea y representan una seria amenaza para el respeto de los derechos fundamentales en la UE. 

No hay seguridad en la sociedad si no la hay en la comunidad LGTBI, puesto que esta última, es parte de nuestra sociedad en su conjunto. El deterioro de la seguridad de la comunidad LGTBI es el preludio de un discurso xenófobo y machista, que no podemos tolerar. 

En este contexto, el papel de los Gobiernos locales ha demostrado, una vez más, que para ser eficiente y eficaces, se debe adoptar un enfoque basado en la cercanía a la realidad social priorizando los derechos humanos y enmarcando cualquier actuación en los principios de igualdad y no discriminación, participación, indivisibilidad, empoderamiento y rendición de cuentas. 

Como Ayuntamiento, administración más cercana a los ciudadanos debemos ser garantes de la efectividad de una estrategia clara de lucha por la igualdad y en defensa de la convivencia ciudadana y agentes esenciales indiscutibles de la protección de los derechos y libertades de toda la ciudadanía y defensores de la no discriminación, con independencia de la etnia, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. 

Atendiendo así a nuestra Constitución en su Artículo 14 – 9.2, el Derecho Internacional y a los Tratados de la Unión Europea en materia de garantía y respeto de los derechos fundamentales. 

Por ello desde el Ayuntamiento de Yecla nos sumamos en estos días junto a las distintas administraciones y reivindicamos un año más: 

– La Condena enérgica de cualquier discriminación contra las personas LGTBI.

– Recordar la importancia de las medidas concretas para poner fin a la discriminación contra las personas LGTBI que protejan el derecho a la intimidad, a la igualdad, a la no discriminación, a la libertad de expresión y a la igualdad en todos los ámbitos.

– Apoyar todas aquellas acciones locales, regionales, nacionales y europeas que tengan por finalidad la promoción de la igualdad, especialmente las dirigidas a luchar contra los estereotipos y a mejorar la aceptación social de las personas LGTBI

– Reconocer el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil que trabajan por los derechos de las personas LGTBI y el valor de la colaboración con las Autoridades Locales para poner fin a cualquier discriminación existente y seguir impulsando políticas públicas igualitarias e inclusivas.

No podemos callar, no podemos mirar hacia otro lado, no podemos ponernos de perfil. Cuando se celebra la vida visible es mucho más que salir a la calle, es plantarle cara y remar en una misma dirección.