Doce chicos y tres monitores se desplazaron a Onteniente para disputar, un año más, el Nacional de Pádel. En un año complicado por los efectos de la pandemia necesitábamos seguir dando forma a nuestro trabajo diario y, con unos protocolos específicos, nos enfrentamos a la situación con mucha predisposición a seguir mejorando en todos nuestros niveles. En cuanto a lo social ya vimos mucha participación y los encuentros en el hotel se hacían con el protocolo pertinente, pero dándonos cuenta de que poco a poco íbamos avanzando hacia la normalidad tan deseada.

En el plano deportivo los chicos sobresalieron una vez más. Antonio Martínez y Marcelino Miro obtuvieron un bronce en Habilidades Deportivas. José Antonio Torres y Jose Martín Soriano, campeón de España y subcampeón en pruebas deportivas.

Aunque el mejor resultado por encima de todos es, sin duda, la gran familia que somos.