Cada 19 de octubre se celebra el Día Mundial del Cáncer de Mama, cuyo objetivo es concienciar sobre la prevención de esta enfermedad y su temprana detección. El cáncer de mama es el tumor más común en todo el mundo: según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 30 segundos se diagnostica cáncer de mama en algún lugar del mundo.

La Asociación de Yecla de Afectados de Cáncer, AYAC, nos recuerda que el cáncer de mama es una enfermedad cada vez más común, pero las cifras de supervivencia son alentadoras. La tasa de supervivencia para mujeres con cáncer de mama invasivo no metastásico es del 90%, mientras que si el tumor invasivo se encuentra solo en la mama la tasa de supervivencia a 5 años es del 99%. La supervivencia general de los hombres a los 5 años después del diagnóstico es del 77,6%.

Los avances tecnológicos, científicos y médicos permiten que cada año las estadísticas suban en favor de los pacientes. Entre las novedades para la lucha de esta enfermedad destaca un estudio sobre el ADN publicado en 2020 que quiere ayudar a predecir la respuesta al tratamiento del cáncer de mama, ya que conocer exactamente el tumor es una oportunidad para individualizar el tratamiento y hacerlo más efectivo.