Desde la Asociación de Yecla de Afectados de Cáncer, AYAC, queremos dar a conocer que esta semana hemos estrenado una nueva actividad, incorporando la marcha nórdica a nuestro catálogo de actividades físicas. Una disciplina deportiva con muchos beneficios para la salud que consiste en caminar, acompañando la zancada con la ayuda de dos bastones, que, a su vez, ayudan a impulsar y acelerar el ritmo.
Al ser un ejercicio aeróbico muy completo, se trabaja resistencia, fuerza, flexibilidad, coordinación y equilibrio. En los últimos años la marcha nórdica ha sido muy recomendada para las supervivientes del cáncer de mama, ya que ayuda a mejorar la movilidad del hombro, disminuye el dolor articular y previene el linfedema, una hinchazón provocada por la extirpación de ganglios.
Si quieres participar en esta actividad y no tienes bastones, no te preocupes porque en AYAC los tenemos para préstamo.
😉