El pasado sábado ARY comenzaba la tarde acompañada de Kapdetum, la batucada yeclana, de forma totalmente desinteresada colaboró con esta entidad, y la llevó en un pasacalles, desde su sede hasta la puerta del teatro, en una especie de manifestación de la alegría. Alegría de estar vivos, de estar bien, después de pasar por una dura enfermedad llamada «adicción». Integrantes de la asociación pasearon por las calles, haciendo un llamamiento, estamos aquí, no hay tabú, ni vergüenza que nos pare. Es una enfermedad y hay que buscar solución.

ARY llevó a cabo dos galas en la misma tarde, gracias a la colaboración de todas las academias y grupos de baile de Yecla, y de fuera de la ciudad que participaron y a la inestimable ayuda de David Dominguez, que hizo, como siempre, una presentación magistral. A todos, muchísimas gracias, sin vosotros esto no sería posible.  Y como no, con la ayuda de nuestro profesor de baile, José Gutiérrez, que nos apoya con la organización de la gala.

Gracias de corazón a todos los miembros de ARY que se han volcado en la organización de este evento, desde las nueve de la mañana, hasta las dos de la madrugada, no pararon de trabajar, de forma totalmente voluntaria. No hay palabras para agradecer vuestro esfuerzo. Estamos muy orgullosos de cada uno de vosotros.

Si este acto ha salido tan bien es gracias al trabajo de todos. Gracias a todas las empresas que nos han apoyado. Este acto nos sirve también para abrir la puerta a la Sociedad y dejarnos conocer un poquito más. Somos un grupo de personas dispuestas a ayudar a todo aquel que lo necesite.