• Viernes , 20 octubre 2017

El 1 de julio entra en vigor el nuevo Reglamento de la Renta Básica de Inserción con aumentos en las cuantías

Este decreto supone un avance para las personas que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad

IMG_Renta básica

 

Con la entrada en vigor del nuevo reglamento, la cuantía mínima de la ayuda que reciben las personas con menos ingresos pasará de 300 euros al mes a 426 euros. El máximo familiar será de 798 euros al mes, frente a los 682 euros actuales. De tal manera, a partir del 1 de julio, la cuantía por persona de la Renta Básica de Inserción (RBI) de la Región de Murcia será superior a las rentas de Andalucía, Castilla la Mancha, Cataluña, Ceuta, Galicia, Madrid, Melilla, La Rioja y Comunidad Valenciana. Con respecto a la cuantía por familia, Murcia se encuentra entre las cinco comunidades más altas. “Este decreto es un documento innovador que incorpora incentivos laborales y que permite el mantenimiento íntegro de la cuantía de la ayuda con empleos esporádicos”, afirmó Patricia Soriano, concejala de Política Social.

Esta ley supuso para el Sistema Público de Protección social un avance para las personas que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad, a través de actuaciones integrales dirigidas a favorecer la inclusión social a la vez que garantizar unas rentas mínimas. La RBI reconoce un doble derecho a los ciudadanos: por un lado, una prestación económica y, por el otro, una atención personalizada para la inserción social, personal y laboral, siendo este el objeto del decreto. “Tener el reglamento que desarrolla esta ley supone tener unas herramientas para poder apoyar de una manera más adecuada a personas que se encuentran en situación o en riesgo de exclusión social”, afirmó Mª Luisa Navarro, directora de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Yecla.

La Renta Básica de Inserción consiste en una prestación periódica de naturaleza económica, integrada por la suma de una prestación básica de carácter mensual y un complemento variable, en función de los miembros que formen la unidad de convivencia, además pueden sumar complementos en concepto de ayuda escolar y de transporte para la asistencia a actividades de formación. La RBI es subsidiaria a prestaciones de la Seguridad Social o de desempleo o de pensiones procedentes del extranjero y tiene un carácter complementario con los ingresos y prestaciones económicas que serán tenidos en cuenta a la hora de determinar el importe de la prestación. La instrucción del procedimiento se lleva a cabo por los técnicos municipales de Servicios Sociales y se resuelve por el Servicio de Prestaciones Económicas del IMAS.
Requisitos y condiciones económicas
Para acceder a la Renta Básica de Inserción, las personas tienen que cumplir una serie de requisitos: contar con residencia legal en territorio español, al menos cinco años anterior a la presentación de la solicitud; estar empadronado en la Región de Murcia al menos un año anterior a la solicitud; ser mayor de 25 y menor de 65 años; constituir una unidad de convivencia independiente durante un mínimo de un año anterior a la solicitud; carecer de recursos económicos para hacer frente a las necesidades básicas de la vida diaria; haber solicitado pensiones y prestaciones que cualquier miembro de la unidad de convivencia pudiese tener acceso y su resolución; y suscribir un proyecto individual de inserción con los servicios sociales. Algunos de estos requisitos cuentan con excepciones según la situación concreta del solicitante, y se encuentran contempladas en el decreto.

Para conocer a qué cuantía cada persona tiene derecho, los recursos económicos computables provienen del trabajo, cualquier actividad económica, patrimonio, pensiones, prestaciones y pensiones compensatorias y de alimentos. Los ingresos que no se consideran en el cómputo son becas de formación básica, el importe que una persona tiene que destinar a pagar una pensión de alimento o prestaciones de dependencia, entre otros.

El importe al que una persona va a poder tener derecho, cuando no tiene ningún ingreso, antes estaba establecido en 300 €. Actualmente, ha ascendido a 426 €, el 80 % del IPREM. Igualmente, el importe se incrementa para el segundo miembro, 20 % del IPREM, 106 €; para el tercer y cuarto miembro, sumaría a esa cuantía 53 €; y el para el quinto miembro y siguientes, se le añadiría a esa cuantía 42 €. Con todo esto, se llegaría a un ingreso máximo por familia y mes de 798 €. Así, se cuenta con otros apoyos para menores en edad escolar y para ayudas de complemento de transporte para aquellas personas que estén realizando formación. Además, existe una cuantía mínima, que son 70 € al mes, que equivale al 13% del IPREM. Esta prestación puede durar hasta 12 meses, siempre que el titular mantenga los requisitos. La duración se podrá prorrogar hasta un máximo de 24 meses, según la situación concreta.

 

Medidas para la inserción
Las medidas para la inserción son innovadoras, ya que están destinadas a la promoción de personas que se encuentren en situación de riesgo o exclusión social, facilitando su acceso a los recursos sociales y en su caso a los laborales en igualdad de condiciones, y que permitan favorecer la autonomía personal y social. Las medidas de inserción dirigidas a promover y garantizar la inclusión social se van a desarrollar a través de proyectos individuales de inserción, programas de integración social, programas de integración laboral, medidas complementarias de carácter económico y planes de inclusión social.

Artículos relacionados